4 razones para optar por un alojamiento local este verano

Escrito por: Equipo Editorial Pardela

21 de Julio de 2021
¡Comparte este artículo!

Cuando viajamos uno de los gastos prioritarios que sometemos a consideración es el alojamiento. Más allá de los precios, queremos elegir un lugar que resuene con nosotros. Un alojamiento que nos provea seguridad y comodidad sin perder su esencia hogareña. Queremos un lugar que nos invite a quitarnos los zapatos, abrir una cerveza fría y mirar el sol ponerse sobre el horizonte.

Claro que hay personas que prefieren hoteles. Son lugares que cuentan con ciertos estándares de calidad y la garantía de un cuarto aseado todos los días…por qué correr el riesgo de ir a un alojamiento local?

En este blog te platicamos un poco sobre aspectos que nosotros encontramos interesantes de hospedarnos en alojamientos locales cuando viajamos.

1. No estás atado a los restaurantes del hotel

Nos encanta comer bien. La emoción de llegar a un restaurante nuevo para conocer nuevos platillos es uno de esos pequeños placeres de la vida que no cambiaríamos por nada.

Normalmente en un hotel todo incluido las comidas ya están planeadas con semanas de antelación. Es probable que si regresamos un año después a un hotel nos encontremos con la misma oferta de comida o con variaciones mínimas. No es una comida desagradable, pero desafortunadamente es comida que puede llegar a faltarle sazón regional y personalidad.

2. Una estancia fuera de lo común

Sí, los hoteles son cómodos sin duda, pero los estilos suelen ser muy similares unos a otros. No se destacan por buscar darle un aire hogareño, sino todo lo contrario. Cuando estás en un hotel se siente un tanto impersonal y genérico. En un hotel donde se atienden a cientos de personas es imposible dar elementos más personalizados.

Hay detalles en los alojamientos locales como los muebles, las amenidades, los colores y las decoraciones que nos convencen de estar en el lugar indicado para descansar.

3. Los anfitriones locales te darán los mejores tips para disfrutar tu estancia.

Nada como los consejos de un local para diseñar una ruta y conocer lugares de interés. Dependiendo de lo que estés buscando puedes hablar con tu arrendador sobre restaurantes, actividades, tiendas y tianguis que no te puedes perder.

4. ¡Usa el Slow Travel como solución del Burnout!

El síndrome de desgaste profesional o burnout es un estado de agotamiento mental, emocional y físico que se presenta como resultado de exigencias agobiantes, estrés crónico o insatisfacción laboral. Es el pan de cada día en la actualidad en muchos países.

Un tratamiento de burnout centra esencialmente su atención en la disminución del estrés y en el aprendizaje de nuevos hábitos positivos para que desarrolles una mayor resiliencia. Utilizar el Slow Travel como una herramienta en contra del burnout antes de que el burnout deje secuelas graves en tu salud física y mental.


¿Por qué optar por Slow Travel?

La pregunta realmente es...¿Por qué no dejar a nuestra mente y cuerpo reconectarse completamente durante las vacaciones? Vacacionar es el sinónimo de hacer a un lado el estrés. Desconectarse de la rutina, dejar tu smartphone a un lado y disfrutar tu entorno.

Aunque hay ocasiones en las que se antoja llenar la agenda de todos los puntos interesantes que podemos visitar durante nuestras visitas a nuevos países o continentes, hay veces que lo ideal es viajar sin prisas. Ponerle un alto a la vida acelerada que llevamos todos los días para desgranar cada momento de las nuevas regiones es necesario para sentir que realmente conocimos una cultura distinta a la nuestra.

Lee nuestro blog sobre slow travel para saber exactamente de qué estamos hablando.

¿Te gustó nuestro artículo? ¡Compártelo!